lunes, 31 de diciembre de 2012

Primero de los videos de la Asociación Laxshmi.

Os presentamos el primero de los videos que serán publicados el día 28 de cada mes en Youtube, donde os iremos informando de nuestras iniciativas enfocadas tanto a la formación como a las investigaciones actuales.
Un saludo.

http://www.youtube.com/watch?v=DMkb2Ho_uK8&feature=youtu.be

Impulso a los casos de Cathaysa y Alfonso en Lanzarote

La Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención ha puesto en marcha una campaña con el fin de impulsar los casos de Cathaysa Rodríguez y Alfonso Fernández que aún están sin resolver. Adjuntamos la noticia recogida en el periódico "La Voz de Lanzarote" escrito por la periodista Ruth Gabilondo.

"Las familias de Alfonso Fernández y Cathaysa Rodríguez colocan carteles con sus fotografías para encontrar pistas sobre “sus crímenes”
Murieron en extrañas circunstancias entre los años 2006 y 2007




Los familiares de Alfonso Fernández y Cathaysa Rodríguez, ambos fallecidos en extrañas circunstancias, han decidido colocar carteles con sus fotografías por la ciudad de Arrecife para tratar de obtener información de posibles testigos, que en su momento “no pudieron o no quisieron hablar con la Policía”, según ha informado el criminólogo Félix Ríos. Con esta iniciativa, intentan encontrar pistas que aclaren las muertes de sus seres queridos, que tuvieron lugar en 2006 y 2007.
Las familias, apoyadas por Ríos, están recopilando información sobre ambos casos y tratando de entrevistar a todas las personas relacionadas con las investigaciones para poder solicitar la reapertura judicial de las causas. Y es que consideran que tanto Alfonso Fernández como Cathaysa Rodríguez fueron “asesinados”.
Por ello, y fundamentalmente porque si así fuera los culpables siguen en libertad, las familias piden la colaboración ciudadana. “Necesitamos información. Llámanos para darnos alguna pista sobre los crímenes”, reza el cartel.
El teléfono que aparece en el cartel (664.846.960) pertenece a alguna persona de las familias afectadas, que “garantizará” la confidencialidad de quien realice la llamada. Además del teléfono, se facilita también el contacto de email y de Facebook.

La trágica muerte de Cathaysa

Ambos casos conmocionaron a Lanzarote en 2006 y 2007. La joven Cathaysa Rodríguez fue hallada muerta desnuda en el maletero de un coche en abril de 2007. La encontró su propia madre, seis meses después de que desapareciera. Ester Rodríguez, la madre de la joven, está convencida de que fue un crimen.
Después de su desaparición el 9 de noviembre de 2006, su madre acudió en tres ocasiones a la Policía Municipal de Arrecife para denunciar su desaparición. “No me prestaban atención. Todo el mundo me decía que mi hija se había liado con algún muchacho y que ya volvería. Como antes no había pasado nada así de terrible en Lanzarote, la policía no me tomó en serio”, ha lamentado Ester Rodríguez en varias ocasiones.
Por ello, tras investigar por su cuenta, acabó encontrando el cadáver de su propia hija en un estado avanzado de descomposición en el interior de un maletero de un coche. Años después de esta trágica muerte, en 2011, el Juzgado de Instrucción Número 5 de Arrecife archivó provisionalmente el caso de Cathaysa Rodríguez, sin que se hubiera detenido o inculpado a alguien por el fallecimiento de la lanzaroteña.

El caso de Alfonso Fernández

Alfonso Fernández apareció asfixiado en su vivienda de Tahíche en 2007. Hallaron su cuerpo maniatado y su cabeza cubierta con una bolsa de plástico. Vivía junta a su novia, de nacionalidad polaca, y la hermana de ésta. Tras los hechos, las dos mujeres huyeron a Polonia pero fueron detenidas por la INTERPOL.
Ambas permanecieron encarceladas en la prisión de Tahíche, en Lanzarote, sólo ocho meses. “Les soltaron por falta de pruebas”, explicó a La Voz en 2009 su ex mujer, Mari Paz Martínez.
Martínez se enteró del fallecimiento de su ex marido 20 días depués de haberse producido. Conducía su vehículo cuando una noticia en la radio llamó su atención: “Aparece muerto un madrileño en un armario de una vivienda de Tahíche, en Lanzarote. Vivía con dos polacas”.
En esos momentos supo que era su ex marido, que recientemente se había mudado de Madrid a Lanzarote para vivir con su novia. “Alfonso tenía un nombre, un apellido y un ADN. Tenía una familia. ¿Por qué no nos avisó la policía de lo que había sucedido?”, se preguntó María Paz.
Por todos estos hechos y por las extrañas circunstancias en las que murieron tanto Alfonso Fernández como Cathaysa Rodríguez, las familias necesitan nuevas pistas para conseguir que la Justicia reabre estos casos."

sábado, 8 de diciembre de 2012

PREPARANDO LA VISTA ORAL PARA UN JUICIO POR HOMICIDIO EN GRADO DE TENTATIVA CON LOS CRIMINÓLOGOS Y FORENSES DE LA ASOCIACIÓN LAXSHMI

Cuando tomé el relevo en el caso, como acusación particular, en que colaboraron los amigos de la asociación Laxshmi, en particular Félix y Faina, ya había terminado la instrucción por lo que no pude imbuirme desde el principio en la práctica de las diligencias de investigación para aclarar los hechos y participar de primera mano en las pruebas testificales, solicitar periciales etc. Después de dos años, trabajando en el caso, llegó el día en el cual se celebrarían las vistas orales y aunque tenía todos los datos y as ideas claras, se me presentó la oportunidad de que colaboraran conmigo dos profesionales como la copa de un pino como el criminólogo Félix Ríos y la forense Fayna Domínguez.

Es de agradecer sus colaboraciones, porque si bien yo puse el punto jurídico ellos me dieron la visión médica y criminal. Es decir, cada uno puso una ese más a la cadena porque juntando las tres disciplinas pudimos concretar las grandes preguntas que teníamos que contestar como acusación particular:

Qué: cual fue el arma
Cuándo: lo situamos cronológicamente en el lugar de los hechos en base a las pruebas que teníamos.
Cómo: fue el método de la agresión.
Dónde: el lugar de los hechos.

Por lo tanto, conseguimos situar al agresor en el lugar de los hechos cronológicamente, en grado de autor y, no menos importante, demostrar la intencionalidad. Uno de los puntos que a veces obviamos, es la importancia de las lesiones, no solamente la existencia de la misma debe ser lo importante, la visión de una forense sobre una herida puede dar luz acerca de desde dónde se produce, la intención en base al lugar y profundidad de la herida, etc. y valorar el daño.

Sin entrar a hablar en concreto cual ha sido el caso, sí revelaremos que el imputado ha sido condenado pero ha recurrido en apelación, sin embargo confiamos en la claridad de la Sentencia y en el trabajo bien hecho. A modo de reflexión, he de decir que para mi ha sido una muy grata experiencia el tratar casos de esta manera multidisciplinar, ya que a la hora de ir a juicio tenemos muchas más armas para entender el caso y sobre todo para defenderlo o acusarlo.

Ldo: Ruth Hernández Sancho
Col. 3.373 del ICATF

lunes, 26 de noviembre de 2012

Piden, una vez más, reabrir el caso del asesinato de Marisa Hernández

El pasado día 23 de Noviembre se publicaba en el periódico El Día de Tenerife un artículo sobre el caso de Marisa Hernández.

"El Ayuntamiento de San Juan de la Rambla solicitará en las próximas semanas que se reabra el expediente judicial archivado recientemente por la violación y el homicidio de la joven Marisa Hernández, ocurrido en 2003, y, de esta manera, reafirma su compromiso con la familia de la víctima en la búsqueda del culpable.
Esta solicitud de reapertura del caso estará fundamentada en la aportación de un nuevo informe "decisivo" a cargo del criminólogo Félix Ríos, que estima que todavía no se han agotado todas las vías de análisis de pruebas genéticas.
Dicho investigador lleva a cabo un proceso de revisión de las circunstancias que rodearon este trágico suceso, en colaboración con la Concejalía de la Policía Local del consistorio norteño. Félix Ríos aseguró ayer que "pedimos la colaboración de todos los vecinos y vecinas que vivían por la calle Estrecha y otras colindantes, la zona donde desapareció Marisa, para que voluntariamente sean entrevistados y así encontremos algún detalle que pudo haber sido pasado por alto en un primer momento, pero que en este punto puede ser decisivo".
Ríos y la familia de la víctima inician así una nueva etapa en la investigación de esta muerte violenta que conmocionó a la sociedad tinerfeña hace ya nueve años.
Marisa Hernández fue violada y asesinada en septiembre de 2003. Desde entonces, la investigación desarrollada por la Policía Judicial de la Guardia Civil no ha dado resultados positivos. En ese proceso, por parte del mencionado criminólogo y la familia de la víctima se solicitó la revisión de pruebas genéticas, con el objetivo de intentar identificar al autor del crimen.
La autoridad judicial decidió reabrir el caso y pidió al Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses de Canarias, con sede en la capital tinerfeña, que efectuara un nuevo análisis de restos de ADN con técnicas que aún no se aplicaban en los años 2003 y 2004.
Sin embargo, los investigadores de dicha institución no hallaron en esas pruebas datos suficientemente esclarecedores como para reorientar de forma decisiva las pesquisas de la Guardia Civil."

9 Noviembre: 11 años sin justicia para Urbana Ramos.


En el día de ayer se celebraba una nueva concentración para pedir justicia en el caso de Urbana Ramos, asesinada hace 11 años, el 9 de Noviembre del año 2001 en Fonsalía, en el municipio de Guía de Isora.

Sus familiares y amigos no olvidan la tragedia, y en este día se reunieron en la plaza de Alcalá, junto con representantes del ayuntamiento del municipio y numerosos periodistas para pedir justicia, y solicitar que se agilice el proceso judicial.



El criminólogo Félix Ríos, coordinador de nuestra asociación, también estuvo presente, y colaboró en el acto con unas breves pero contundentes palabras de apoyo a la familia y de denuncia por la situación actual del caso. La asociación Laxhsmi, para la Lucha contra el Crimen y la Prevención lleva un tiempo ayudando a la familia y conseguimos que el caso fuera reabierto en abril de este año, pero aún esperamos los resultados de unas pruebas de ADN fundamentales para darle un giro al proceso.


En el acto también participó la familia de Urbana, representados esta vez por el hijo menor que leyó unas conmovedoras palabras. Todo el acto se resumen en el siguiente video:



Esperamos que esto sea otro paso hacia la resolución de este crimen, y esperamos que el asesino sea consciente de que ya queda menos para ser descubierto y para que se haga justicia.


miércoles, 10 de octubre de 2012

Reactivación del caso sobre la desaparición de Fran



Este pasado fin de semana, el equipo forense de la asociación Laxshmi formado por el criminólogo Félix Ríos, la también criminóloga Rosa María Noble ha dado un nuevo paso adelante en el caso de la desaparición de Francisco Epifanio. Este caso se remonta al año 2004, cuando este joven vecino de Santa Brígida (Gran Canaria) desapareció una noche sin dejar rastro.  
Félix Ríos expone  a los voluntarios el trasfondo del caso.

Por ello, este fin de semana se han llevado a cabo labores de recopilación de información y entrega de carteles a los vecinos de la zona donde desapareció, concretamente en el barranco de las goteras, con extensión a los municipios de Santa Brígida y Telde.

Voluntarios de Protección Civil de Telde y Santa Brígida

Estas gestiones se han realizado con la colaboración de protección civil de ambos municipios, y con la ayuda de sus voluntarios.

video
De esta manera, el viernes día 5 de Octubre se procedió a dar una charla a los voluntarios que iban a participar en este reparto, para darles información sobre el trasfondo de la desaparición de Francisco Epifanio y perfil del sospechoso.


El sábado día 6 de Octubre se procedió al reparto de cartelería y recopilación de información sobre todo lo referente al caso, ya sean datos sobre el propio desaparecido o a la orografía del barranco, o incluso posibles testigos que vieran algo en la noche en cuestión.

La criminóloga Rosa María Noble

Estas gestiones han sido recogidas en los informativos de la Televisión Canaria:






domingo, 9 de septiembre de 2012

Crímenes sin resolver en Canarias



El periódico tinerfeño "El día" publica hoy domingo 9 de Septiembre un artículo donde se detallan varios casos de crímenes sin resolver en Canarias. El coordinador de la Asociación Laxshmi, para la lucha contra el Crimen y la Prevención, el criminólogo Félix Ríos, aporta datos interesantes y su experta opinión. En breve se publicará otro artículo dedicado esta vez al caso de Marisa Hernández, la joven de San Juan de la Rambla, cuyo crimen ocurrió hace ya 9 años.


Crímenes sin resolver 
La falta de pruebas o medios humanos y técnicos son algunos de los motivos por los que varias muertes violentas cometidas en Canarias continúan en la actualidad sin resolver. Algunas de estas personas asesinadas, que aún no "descansan en paz", son Urbana, Marisa, Juan, Pancho, Cathaysa y Alfonso. 
G. Jiménez., S/C de Tenerife.
      Urbana, Marisa, Juan, Pancho, Cathaysa y Alfonso son los nombres de algunas de las personas que perdieron la vida de forma violenta en Canarias. Los autores de estas muertes continúan en la calle, y el motivo de ello tanto puede ser la ausencia pruebas o medios humanos y técnicos como una simple negligencia policial, el alto peritaje de los delincuentes o simplemente la falta de interés. Pese a ello, y a que algunos de estos asesinatos ocurrieron hace más de una década, el tiempo no cura el dolor y la pérdida, y por eso los familiares de estas personas no han descansado ni un día desde que ocurrieron los trágicos sucesos para que se haga justicia. En ello trabajan las fuerzas de seguridad del Estado, pero también el experto criminólogo Félix Ríos y su equipo, quienes han conseguido arrojar un poco de luz en algunos de estos casos "sin resolver" que perviven en la memoria de familiares y amigos y que no deben quedar en el olvido de la sociedad. 

Caso Urbana .- El cuerpo sin vida de Urbana Ramos apareció el 9 de Noviembre del año 2001 en Fonsalía (Guía de Isora) al lado de su coche, a 150 metros de su vivienda. Había recibido 18 puñaladas y un golpe en la cabeza con un objeto contundente, recuerda Félix Ríos. Pese a que muchos indicios apuntaban a su marido, de quien se iba a divorciar el día del suceso, este caso fue archivado en 2002 porque no se encontró ninguna prueba forense que vinculase al sospechoso con la víctima y el escenario del crimen. "Gracias a un informe de perfil elaborado por mí y otro de genética forense elaborado por el genetista doctor Pestano de la ULPGC conseguimos reabrirlo", explica el criminólogo, quien señala que en la actualidad se permanece, tras casi cinco meses, a la espera de nuevas pruebas de ADN a realizar por el laboratorio central de la Guardia Civil. En este sentido, Félix Ríos explica que a principios de agosto "tuvimos una reunión con el subdelegado del Gobierno y mandos de la Benemérita, quienes nos prometieron que iban a consultar cuánto iban a tardar las pruebas e informarnos esa misma semana". "A día de hoy he mandado un fax recordatorio al subdelegado, ya que no tenemos noticias de ellos", destaca el experto. 

 Caso Marisa .- El próximo martes 9 de septiembre se cumplirán 9 años desde que Marisa Hernández, una joven disminuida psíquica, fue violada y asesinada en San Juan de la Rambla. Dos años después de este trágico sucesos su caso fue archivado, pese a que se llegó a tener a una persona imputada. Se trataba de un joven que vivía en la zona donde desapareció, y que confesó haber mantenido relaciones sexuales con otra disminuida psíquica que aseguró estar presente durante el crimen. "De nuevo la falta de pruebas forenses sólidas y una posible precipitación en la detención del sospechoso (con seguridad tuvo que haber obrado con un cómplice, ya que carecía de coche y no sabía conducir) fueron la causa del archivo", explica Félix Ríos. El criminólogo llegó a presentar un nuevo informe de reconstrucción de los hechos y perfil del asesino, así como otro de genética, gracias a los cuales la juez reabre el caso. "Desgraciadamente, fue el mismo laboratorio que realizó las primeras pruebas forenses el que repitió los análisis, aunque utilizando la misma técnica del pasado, no la propuesta de mis forenses, por lo que se llegó a las mismas conclusiones y no se continuó con la investigación", resalta el experto. Pese a ello, la familia de Marisa y Ríos pedirán de nuevo que se reabra el caso "en base al error garrafal de emplear de nuevo la misma técnica por parte del INT de Canarias, que entre otras cosas no permite identificar ADN de mujer, y también en base a información recibida a través de la cartelería distribuida con un teléfono de información para dar datos, pistas o localizar testigos", detalla Ríos. 

 Caso Juan Jovino .- En junio de 2010 el cuerpo sin vida de Juan Jovino fue hallado en su domicilio de La Laguna, había sido brutalmente asesinado. Más de dos años después, este caso continúa en secreto de sumario, pero no se ha llegado a realizar ninguna detención. La Policía Nacional, cuerpo de seguridad encargado del caso, ha investigado a un amplio abanico de sospechosos, y tanto la familia de la víctima como el criminólogo Félix Ríos que los asesora han mantenido reuniones con la Policía y con el subdelegado para recibir información de en qué estado se encuentra la investigación. Pese a que ya ha pasado mucho tiempo, la familia mantiene su confianza en el trabajo que se está realizando, aunque la falta de resultados está provocando que se empiecen a impacientar. 

 Caso Pancho .- En 2008, Pancho, un anciano de Güímar, regresaba caminando de una finca ubicada en el barranco de Badajoz cuando fue atropellado por un Toyota Hylux. El vehículo se dio a la fuga. La Guardia Civil interrogó a testigos que vieron el coche a lo largo del trayecto, pero no consiguieron averiguar más datos del vehículo ni del conductor. El Instituto Armado investigó algunos coches sospechosos que correspondían a ese modelo, pero no obtuvieron resultados. Finalmente, pese a que no se logró identificar al conductor del coche, se archivó el caso al estimar que en todo caso la culpa del atropello había sido del peatón. 

Caso Cathaysa .- En noviembre del año 2006 Cathaysa Rodríguez desapareció en la isla de Lanzarote. Casi seis meses después, el cuerpo sin vida de la joven fue encontrado en el maletero de un vehículo en estado de esqueletización. Antes del hallazgo, su madre había acudido en numerosas ocasiones a la Policía diciéndoles que en el mundillo de la droga de Arrecife se rumoreaba que podía estar en un coche en el barrio de Arbana alta, comentarios a los que los funcionarios públicos no dieron importancia. El caso estuvo varios años sin que se cerrara la autopsia a la espera de unos resultados de toxicología y un estudio de los huesos practicados en el IT de Canarias. Finalmente, estos análisis no evidenciaron signos de violencia, pero tampoco aseguraron una muerte por sobredosis, a pesar de evidenciarse que la víctima era una consumidora habitual de estupefacientes. El criminólogo Félix Ríos espera reabrir el caso en unos meses, pues solicitará que se realice un nuevo estudio antropológico y aportará información de posibles testigos localizados por la familia. 
Caso Alfonso .- En febrero de 2007 Alfonso Fernández fue encontrado muerto por su casero en el interior de un armario de su casa de Tahíche, en Lanzarote; había sido asfixiado y envuelto en un plástico en el interior de un armario de la casa. Se detuvo a dos mujeres polacas que convivían con él y que huyeron a su país tras el crimen. Usaron su tarjeta de crédito, compraron cloroformo e incluso admitieron haber excavado una fosa en el jardín de la casa de la víctima, sin embargo el informe elaborado por el forense de Arrecife dictaminó una data de la muerte fuera de la fecha en la que las ciudadanas polacas estaban en Lanzarote. En la actualidad, los forenses del equipo de Félix Ríos revisan cada una de las pruebas practicadas para intentar reabrir el caso.

miércoles, 29 de agosto de 2012


Ante los últimos acontecimientos en relación al terrible caso de los niños de Córdoba, Ruth y José, el coordinador de nuestra asociación Laxshmi para la lucha contra el crimen y la prevención, el Sr. Félix Ríos, nos ofrece su punto de vista y sus reflexiones en este interesante escrito.

CASO BRETÓN: QUE NO NOS TOMEN EL PELO
Para que la gente se entere bien de como funciona el mundo judicial en cuanto a las pruebas, y en aras de aclarar las declaraciones del ministro del interior, indicaros que, lógicamente la policía no autoriza ni nada por el estilo, una propuesta de prueba de partes de la acusación particular (abogados de la madre de los niños), eso sólo lo autoriza el juez, y 
como mucho, la policía puede manifestar su parecer sobre dicha petición, si el juez le pregunta. En resumen, que si la madre de los niños no pide la prueba al juez para que la haga el profesor Echebarría, aún estaríamos con el culo al aire sin saber que pasó con los críos. Lógicamente luego, para lavarse la cara, la policía pide el tercer informe que no viene sino a confirmar el segundo. Para no quedar con cara de póker y decir "nuestra antropóloga no tiene el mismo nivel de formación o experiencia, que los profesores del País Vasco, o del Yacimiento de Atapuerca", el ministro sale a la palestra diciendo que "la policía autorizó a la familia de la madre, a que pidiera al juez un segundo informe sobre los huesos de la hoguera".
De cualquier modo, entendamos que los informes lo máximo que admiten es el hecho de que parecen dientes de un crío de unos 6 años. Eso lógicamente va a ser rebatido por un informe que Sánchez de Puerta va a encargar a otros prestigiosos antropólogos, que dirán lo contrario. Recemos para que sea posible encontrar ADN en esos supuestos dientes, porque si no, este asunto no va a quedar bien atado judicialmente, y va a existir una duda razonable sobre el hecho de que los restos de los niños hubiesen sido quemados en la hoguera.
Repito, si la familia de la madre no encarga un nuevo informe (que habrá pagado de su bolsillo), ahora estaríamos chupándonos el dedo.

Félix M. Ríos
Criminólogo-Perito Judicial

lunes, 13 de agosto de 2012

Exhumación del cuerpo de Soledad Donoso


Hoy recibimos con esperanza una noticia que puede hacernos avanzar en el caso de Soledad Donoso. El juez ha ordenado la exhumación del cuerpo para realizarle nuevas pruebas forenses, como sugería el informe entregado por esta asociación en el caso. Deseamos que estas pruebas nos aporten nuevos datos que nos acerquen un poco más al final de 20 años de incertidumbre. Os adjuntamos la noticia, tal y como aparece en la edición del domingo 12 de Agosto del periódico "El diario de Córdoba"

 SIGUE ADELANTE LA INVESTIGACION JUDICIAL
El juez exhuma el cadáver de Soledad Donoso a los 20 años de su muerte. Una nueva prueba pretende determinar la causa del fallecimiento, que la autopsia no pudo aclarar.

La familia de la joven, de 18 años, consiguió hace unos meses que la Audiencia reabriera el caso. La aplicación de nuevas técnicas forenses podría aclarar las circunstancias en las que murió Soledad Donoso en 1992 y por ese motivo la jueza de Instrucción siete de Córdoba ha ordenado la exhumación del cadáver de esta joven, actuación que se llevó a cabo hace unos días en uno de los cementerios de la capital cordobesa. Sobre esta causa pesa el secreto de sumario. Esta es una de la docena de diligencias que la sección tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba contemplaba en el auto de reapertura del caso y con ella se pretende determinar de qué murió Soledad. En la autopsia efectuada en 1992, el forense señalaba que a consecuencia de la falta de algunas vísceras y el mal estado que presentaban las encontradas "no es posible determinar la causa de la muerte, violenta o natural", según figura en el informe. El médico no observó "ningún tipo de lesión traumática", si bien el cadáver está incompleto; le faltaban vértebras y tampoco se encontró una de las manos. Soledad Donoso, de 18 años, salió de su casa, en la plaza de San Pedro de la capital cordobesa, para ir a trabajar a una pizzería de la avenida de Barcelona el 28 de septiembre de 1992 a la que nunca llegó. La familia se movilizó y la Policía Nacional encontró su cuerpo catorce días después en la Huerta del Arenal, cerca del río Guadalquivir, gracias al aviso de un vecino que cazaba pajaritos. El cadáver se encontraba en avanzado proceso de descomposición después de varios días de lluvia y luego de fuerte sol. La Audiencia reabrió esta causa a finales de mayo a raíz de que la familia --que anteriormente había solicitado el análisis de unos cabellos encontrados en el cadáver-- presentara un escrito solicitando la admisión de nuevas pruebas. Según parece, al menos dos testigos señalaron en 1992 la implicación de un joven del entorno de amistades de Soledad, pero la Policía Nacional centró sus sospechas en otro amigo, cuyo número de teléfono aparecía en una agenda de Soledad y negaba conocerla. Fue detenido y puesto en libertad a los pocos días ante la falta de pruebas. Más tarde entró en liza un investigador privado que tampoco consiguió aclarar lo que pasó. La familia --que llegó a acudir a Felipe González, la Reina Sofía y el Defensor del Pueblo-- lleva años reclamando que se llegue al fondo de la investigación y se averigüe por qué y en qué se basaron los agentes del grupo de Homicidios de la Policía Judicial para descartar a ese sospechoso. "El caso estaba muerto y por lo menos ahora vamos a llegar hasta el final. Es empezar de nuevo y vamos a tener que recordar lo que pasó", señaló tras la decisión de la Audiencia Carmen Toscano, la madre, quien siempre se preguntó por qué "se seguía adelante con otros casos y no con el nuestro". UNA OPORTUNIDAD "Se nos abre una oportunidad que debemos aprovechar al máximo y pasaría siete veces por lo mismo, con lo que hemos sufrido, con tal de que se resuelva la muerte de mi hermana", destacó María del Mar Donoso al poco de la reapertura. "La herida sigue abierta y todavía tenemos psicosis, pero ahora debemos superar todo porque vamos contrarreloj para aclarar lo que ocurrió".

lunes, 9 de julio de 2012

Reapertura de un caso cerrado durante casi 20 años

La joven Soledad Donoso Toscano fue asesinada en el año 1992, y desde entonces su familia busca que se haga justicia. Después de casi 20 años y con nuestra humilde aportación, se ha conseguido reabrir el caso. Noticias como esta son las que nos ayudan a seguir luchando contra el crimen y sus aliados. Esperemos que pronto se haga justicia. La noticia aparece así en varios periódicos de tirada nacional y, en concreto, se transcribe lo recogido por Europa Press: " La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha ordenado al Juzgado de Instrucción número 7 de la capital que reabra la investigación sobre la muerte de Soledad Donoso, joven cordobesa desaparecida en septiembre de 1992 y cuyo cadáver fue hallado en octubre de ese año por la Policía en el río Guadalquivir a su paso por la capital, al tiempo que se ha decretado el secreto de sumario. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso, anulando de este modo la prescripción del crimen, que se iba a producir el próximo septiembre. Para ello, el juzgado cuenta con un recurso presentado por la familia de la víctima en base a nuevas pruebas que apuntarían a "indicios racionales de criminalidad" hacia una persona, según ha comentado recientemente la letrada de la familia y publica este viernes la prensa provincial. Entre las pruebas aportadas para la investigación, que lleva paralizada desde 1999, se encuentran vellos encontrados en su día en el cuerpo de la joven, que la familia pide que sean nuevamente analizados; demandan también que se exhume el cadáver, y, gracias a la campaña de información llevada a cabo en los últimos meses, han aparecido nuevos testigos, mientras que personas que declararon en su momento estarían dispuestas a aportar nuevos datos. En este sentido, la familia de la joven ha contado con la ayuda desinteresada del criminólogo y perito judicial Félix Ríos que ha dispuesto sus servicios de forma gratuita para evitar que el asunto quede desterrado al olvido. Soledad Donoso, de 18 años, salió de su casa, en la plaza de San Pedro de la capital cordobesa, para ir a trabajar a una pizzería de la avenida de Barcelona el 28 de septiembre de 1992 a la que nunca llegó. La familia se movilizó y la Policía Nacional encontró su cuerpo 14 días después en un descampado de la Huerta del Arenal, en proceso de descomposición. La Policía interrogó a sus amistades, entre ellos un joven que negó conocerla aunque su número de teléfono figuraba en la agenda de Soledad. Fue detenido, pero posteriormente quedó en libertad. En la autopsia, el forense señala que a consecuencia de la falta de algunas vísceras y el mal estado que presentaban las encontradas "no es posible determinar la causa de la muerte, violenta o natural". No observó "ningún tipo de lesión traumática", si bien el cadáver está incompleto."

Noticia alentadora sobre el caso de Urbana Ramos

Nos llena de alegría y esperanza informar de la reapertura de las diligencias en el caso de Urbana Ramos, asesinada en el año 2001 en el que hemos aportado nuestro grano de arena. El diario tinerfeño "El Día"se hacía eco de la noticia en su edición del día 18 de Abril del 2012: "El Juzgado de Primera Instancia Número Dos de Arona decretó la reapertura del caso del homicidio de Urbana Ramos Plasencia en noviembre de 2001 en el municipio de Guía de Isora. El crimen estaba archivado desde hacía casi una década y la insistencia de la familia de la víctima, así como del criminólogo Félix Ríos y la abogada Yaremi Padrón, ha logrado que la autoridad judicial ordene el análisis de diversas pruebas. La jueza Ana María Martín-Nieto dispuso el pasado lunes la reapertura de las diligencias previas e informar de dicha circunstancia al Ministerio Fiscal. Las diligencias previas se incoaron a raíz de la muerte violenta de Urbana durante la mañana del 9 de noviembre, junto a unas huertas de plataneras situadas entre el pueblo de Playa San Juan y el barrio de Fonsalía. Dichas diligencias fueron sobreseídas provisionalmente en su momento, ya que la investigación desarrollada no permitió identificar al autor o autores del trágico suceso. Y ahora el objetivo de la citada medida judicial es, precisamente, que se proceda a analizar nuevamente, con la tecnología actual, los indicios recogidos en el lugar del crimen por parte de la Guardia Civil para intentar identificar, localizar y atrapar a la persona o personas que provocaron el homicidio de la vecina de Fonsalía. La reapertura de las diligencias fue planteada por el procurador Alfonso González y la abogada Yaremi Padrón, en representación de Carmen Plasencia, la madre de la fallecida. Una de las solicitudes planteadas por dicha letrada es que el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Santa Cruz de Tenerife estudie los pelos encontrados en diferentes muestras, así como varios restos genéticos (ADN) encontrados en el lugar del homicidio. Urbana Ramos Plasencia, de 35 años, falleció cuando se dirigía de madrugada a trabajar en la cafetería de la gasolinera Texaco situada entre Marazul y Callao Salvaje, en Adeje. Estaba en proceso de separación de su marido, aunque convivía con él en la misma casa. La víctima recibió 18 puñaladas y, además, un golpe en la cabeza con un objeto contundente."

martes, 6 de marzo de 2012

YEREMI VARGAS, ¿POR QUÉ AHORA? OPINIÓN DE UN CRIMINÓLOGO QUE NO PRACTICA LA CRIMINOLOGÍA DE SALÓN.


Estamos de enhorabuena. Seguimos creciendo. Estrenamos sección. Una en la que tendrán cabida los artículos escritos por verdaderos profesionales de la Criminología. La inauguramos además con un buen amigo de la casa, Felix Ríos, un afamado profesional en las islas Canarias.


Hace tiempo que mis buenos amigos del blog 'Crimen y Criminólogo' me ofrecieron la oportunidad de expresarme en su publicación web, y hasta ahora me había sido imposible por mil asuntos, no obstante, cumpliendo lo prometido ahí van estas líneas.

Pensaba tocar muchos temas, sobre todo lo mucho que me preocupa que en España no haya criminólogos que practiquen criminología más que como apoyo a otros trabajos o carreras, que sea de los pocos que nos hemos abierto paso en la criminología forense en los juzgados a base de tortazos, decepciones y algunas satisfacciones; pero sobre todo el orgullo que supone decir en voz alta que en España se puede hacer criminología jurídica como la de Canadá, Bélgica o EEUU, si uno verdaderamente se lo propone, y se aleja de las muchas escuelas y facultades españolas, que lo único que buscan es sacar dinero con unas caras matrículas, de esta carrera que por supuesto es llamativa e interesante. Por suerte, aunque pocas, hay algunos centros de enseñanza que no tienen este punto de vista, y por encima de todo, muchos alumnos que, estando en unos u otros centros, viven la criminología con verdadera pasión y fe, a pesar de que eso suponga pasar hambre durante los primeros años de ejercicio, y darte cuenta que los centros de estudio no se preocupan por el "qué van a hacer en el mercado ahora todos estos criminólogos".


Pero hoy no, hoy por supuesto toca hablar del caso de Yeremi Vargas, y por supuesto que voy a ser la opinión en discordia.


Sigo el caso de Yeremi, como todos los crímenes y desapariciones sin resolver de Canarias, y parte de la península desde que tengo uso de razón, y ya son casi once años de ejercicio de criminología práctica, en la calle, con víctimas, sus familiares, jueces, abogados, con policías (discutiendo normalmente), etc. Además, a lo largo de estos años he tenido acercamientos con la familia, más intensos en los últimos meses, e incluyo entre mis consejos y ayuda, el haber coordinado a varios profesionales del extranjero hace dos años, para que realizaran la imagen envejecida del menor informaticamente (API-Age Progesión Image), con el fin de ayudar en la búsqueda, cosa que evidentemente aquí no se hace ya que parece que, hacer lo que otros paises más civilizados, es como admitir que somos cortos, y eso un ministerio no se lo suele permitir, al menos en España. Tal vez por eso, la iniciativa fue desaconsejada por la UCO a la familia, con excusas que ahora, parecen de risa si vemos el comunicado de hoy, ya que podrían aplicarse a la iniciativa parcial y a destiempo que está teniendo la Guardia Civil hoy, dicho con todos mis respetos, sobre todo a los que se patean la calle y se curran estos casos (que no salen en las fotos), no a los que entre medallismos y peloteos políticos, dirigen, aceleran, o retrasan, una investigación de este tipo, según conviene.

Hace unas semanas tuve oportunidad de volver a verme con la familia, con toda la materna. Son gente muy unida, y sobre todo Jonathan, la actual pareja de Ithaisa, está haceindo un trabajo demoledor a nivel de solidaridad y actos sociales en apoyo al caso. Es muy duro, muy duro para ellos. Tal vez por eso, hasta ahora no habían reparado en preguntar cosas a la guardia civil, que se caen por su propio peso: ¿cual es el estado procesal del caso?, ¿exactamente que pistas tiene la UCO?, ¿la familia puede personarse en el procedimiento judicial y saber todos los detalles de la investigación?, ¿existe una unidad de criterio de trabajo entre la UCO y el eje Las Palmas-Vecindario? Pues bien... tras cinco años, son preguntas a las que la Guardia Civil no había respondido.

Hace unos meses se planteó por parte de Antena 3 televisión, y de su inminente programa Expediente Abierto, tratar el caso de Yeremi. Esto lógicamente produjo llamadas por parte de la redacción al ministerio, y dió paso a un documental que se estrenará en los proximos días. Además la familia, ya se comenzaba a impacientar, y se fijó la fecha del concierto solidario de este próximo fin de semana, organizado por ellos, y con ayuda de varias administraciones. Lógicamente, si yo fuera un delegado de gobierno o un ministro me plantearía: ¿la gente se va a preguntar qué estamos haciendo?, y a partir de ahí, de nuevo los medallismos, burócratas, etc, se ponen en acción y, surge esto a una semana del concierto. ¿Todavía alguien se sorprende?

Tampoco parece casual que algunas de las ideas y planteamientos que se le transmitieron a la familia en las últimas reuniones hayan ido cambiando, sobre todo a raíz de que es sólo cuestión de tiempo, que se personen en el procedimiento y conozcan qué se ha hecho, y qué no se ha hecho en el caso. Bien sea la familia materna quien lo haga, o, puede que la paterna, con la consabida animadversión que existe, no voy a entrar a decir si justificada o no, entre ambas familias.

Por último, ya entrados en valorar el contenido de la información que se da, pues resulta que nos hablan cinco años después de unos coches, de una ropa, y de una serie de datos, que lógicamente, hubiesen sido más útiles hace casi cinco años. De cualquier manera, si alguien puede refrescar la memoria así, ahora en 2012, pues bienvenido sea. Como ya digo, esto es una cuestión de perogrullo, ya que lo importante de una iniciativa, viene a entenderse, según el momento en la que se tome.

Como epílogo a este artículo, indicar que hoy, sentado en mi sillón y reflexionando sobre todo lo que ha ocurrido, me pregunto que razones puede haber para pedir ahora la colaboración ciudadana, y que el retrato que se siga exhibido en las calles de Yeri, nuestro Yeri (que es así como lo llama la familia) sea el de un niño que si, y ojalá que sí, sigue vivo, en nada se parece al real.

http://www.youtube.com/watch?v=6P6rM3EXs8Y&feature=player_embedded