miércoles, 29 de agosto de 2012


Ante los últimos acontecimientos en relación al terrible caso de los niños de Córdoba, Ruth y José, el coordinador de nuestra asociación Laxshmi para la lucha contra el crimen y la prevención, el Sr. Félix Ríos, nos ofrece su punto de vista y sus reflexiones en este interesante escrito.

CASO BRETÓN: QUE NO NOS TOMEN EL PELO
Para que la gente se entere bien de como funciona el mundo judicial en cuanto a las pruebas, y en aras de aclarar las declaraciones del ministro del interior, indicaros que, lógicamente la policía no autoriza ni nada por el estilo, una propuesta de prueba de partes de la acusación particular (abogados de la madre de los niños), eso sólo lo autoriza el juez, y 
como mucho, la policía puede manifestar su parecer sobre dicha petición, si el juez le pregunta. En resumen, que si la madre de los niños no pide la prueba al juez para que la haga el profesor Echebarría, aún estaríamos con el culo al aire sin saber que pasó con los críos. Lógicamente luego, para lavarse la cara, la policía pide el tercer informe que no viene sino a confirmar el segundo. Para no quedar con cara de póker y decir "nuestra antropóloga no tiene el mismo nivel de formación o experiencia, que los profesores del País Vasco, o del Yacimiento de Atapuerca", el ministro sale a la palestra diciendo que "la policía autorizó a la familia de la madre, a que pidiera al juez un segundo informe sobre los huesos de la hoguera".
De cualquier modo, entendamos que los informes lo máximo que admiten es el hecho de que parecen dientes de un crío de unos 6 años. Eso lógicamente va a ser rebatido por un informe que Sánchez de Puerta va a encargar a otros prestigiosos antropólogos, que dirán lo contrario. Recemos para que sea posible encontrar ADN en esos supuestos dientes, porque si no, este asunto no va a quedar bien atado judicialmente, y va a existir una duda razonable sobre el hecho de que los restos de los niños hubiesen sido quemados en la hoguera.
Repito, si la familia de la madre no encarga un nuevo informe (que habrá pagado de su bolsillo), ahora estaríamos chupándonos el dedo.

Félix M. Ríos
Criminólogo-Perito Judicial

No hay comentarios:

Publicar un comentario